Las gandulitas o hamacas para bebés cumplen una misión marcada por la temporalidad. El crecimiento rápido del cuerpo del niño convertirán pronto a este útil doméstico en candidato al almacenaje definitivo. Sin embargo, en este espacio de tiempo es un complemento esencial del hogar.