Uno de los puntos clave de esta moderna hamaca es que crecerá al mismo ritmo que lo hará el bebé. Esto es así gracias a que se puede reclinarse para poder adaptarse a las necesidades de los más pequeños; además, también dispone de toda una serie de características (como diferentes niveles de vibración), que ayudarán a que el bebé se encuentre siempre entretenido y lejos de cualquier tipo de aburrimiento.